Plan-Séquence

Del guión a la viralización en Twitter

Instrucciones

Dada la facilidad que tiene esta red social para crear multi-comunidades alrededor de un mismo tema y a través de hashtags, menciones y retweets, existe la probabilidad de que los relatos cortos (si son verdaderamente envolventes) corran como la pólvora. De hecho, éste sería mi objetivo en Twitter: ya que con el guión "Plan-Séquence" nos hemos metido de lleno en la disciplina del found-footage (la trama se construye a través de una pieza de vídeo encontrada) y sabiendo que los hilos más famosos de Twitter se construyen a través de narrativas parecidas (el de Manuel Bartual comienza con el descubrimiento de un objeto introducido en su entorno y el de Paolo Manitas está basado explícitamente en Paranormal Activity, es decir, en una cinta de grabación que nos muestra el horror), la intención es adaptaar a esta red social el mismo relato de "Plan-Séquence" para que mis seguidores y otros anónimos asistan en directo a su desarrollo narrativo.

La cuenta usada no podría ser una recién creada, ya que obviamente nos haría perder el efecto gancho. La gente se daría cuenta de que hemos creado una cuenta con el propósito de explicar algo (esto es igualmente aprovechable aunque no nos sirva para nuestra historia). En este caso, el uso de técnicas literarias o cinematográficas en plataformas sociales permite romper la cuarta pared de manera a veces imperceptible e instalar una historia de ficción en medio de la inercia de la vida real, lo cual hace que ambas se confundan como si fueran exactamente la misma cosa.

El contenido de la cuenta usada debe ser coherente con las particularidades de la trama. En este caso, usando la sinopsis presentada en la primera actividad, el propietario de la cuenta debe haber hablado previamente de cuestiones como el vanguardismo en el cine a modo de crítica del esteticismo, de manera que el contexto en el que se desplegará la trama sea fidedigno.

Una vez tenemos esto, y sin aclimatación de más tipo, empezaría el relato. A continuación, destacaré los tweets más importantes a publicar para que la historia tenga coherencia. Tengo que decir que como nos encontramos en el año 2020 y no en el 2045 (año del guión original), y en este caso Godard continúa vivo, las personas resucitadas van a ser únicamente Anne Wiazemsky, a la que añadimos también Anna Karina.

La historia debería empezar con el propietario de la cuenta de Twitter anunciando que le van a dar la oportunidad de representar una obra de teatro en la Sala Beckett:

Hasta ahora no he podido decir nada, pero ya está confirmado. Vengo a anunciaros que me han dado la oportunidad de representar por primera vez mi obra… ¡en la Sala Beckett! Pronto os daré la fecha oficial. Cualquier consejo será bienvenido. Gracias a los que me habéis apoyado.

Una vez hayamos hecho el anuncio, debemos esperar unos días de margen para mantener el realismo de la situación. Tres días serán suficientes para poder introducir la trama. Usando el sistema de hilos de tweets de la plataforma, responderemos a nuestro tweet anterior con los siguientes:

Acabo de hablar con los responsables del teatro y bueno… me han dejado una sala de trabajo con distintas herramientas y objetos para construir las escenas. Es increíble. Nada, me pongo manos a la obra y ya os iré contando o subiendo fotos.

¿No os parece un poco raro esto? Estaba grabando justo el momento en el que abría la puerta con llave para tenerlo de recuerdo y al encender la luz he visto lo siguiente:

En este tercer tweet vamos a presentar el escenario del ritual de resucitación de Anna Karina y Anne Wiazemsky. Adjuntaremos un vídeo en el tweet en el que se nos verá a nosotros abrir una puerta, encender la luz y un escenario pequeño al final desenfocado, con algunos objetos encima.

Da un poco de mal rollo, la verdad jajajaja. En el vídeo casi ni se aprecia, pero hay como objetos en el fondo. También hay otros a los lados que creo que me van a servir mucho para lo que quiero hacer.

En realidad me he quedado un poco loco con lo que se veía en el vídeo y lo primero que he hecho ha sido acercarme para ver por qué está eso así. Y mirad:

De nuevo, adjuntamos un archivo, esta vez una foto de cerca con nuestra sombra encima de los objetos, que ahora se ven de forma más nítida que antes. Vemos un paraguas, un libro de Ulises (Joyce), una tarjeta SD encima y fuera de plano tenemos un retrato… del protagonista de la historia, que se adjunta en fotografía única en el próximo tweet:

Emm, chavales, es que esto es un retrato mío, eh :S. ¿De dónde coño han sacado esto? Ni siquiera sabía de su existencia. ¿Será para el cartel de la obra? ¿Pero por qué un dibujo y no una foto? Mira que tengo en redes. En fin, da igual.

A ver, no da igual en verdad. Pero bueno, ya me dirán algo o quizás pregunte. Lo que quiero saber es por qué están estos objetos así aquí. Quizás me los hayan dejado preparados. Obviamente hice una especie de pitch antes de que me aceptaran la obra.

Y por último:

Bueno, he estado ordenando algunas cosas (la verdad es que la sala tiene muchos objetos y no todos están a la vista) y quizás mañana ya vaya organizándome un planning de dónde debe ir todo. Sin más, ¡seguimos!

Ésta sería la primera fase. Creamos confusión sin salir de la normalidad. Ha ocurrido algo que ha llamado nuestra atención y hemos captado el interés de nuestros seguidores para, posteriormente, integrar la excepcionalidad en la norma. Debido a la simpleza de nuestra historia, tampoco ha habido que decir mucho más para que nadie esté pensando en que esto es un micro-relato de twitter.

Pasado un día, una vez que tenemos la atención de la gente y nada está fuera de lo normal, es necesario romper esto último sin perder la expectación. Pero no podemos ir directamente a por ello, no debe parecer que nos pasamos el día (de momento) pensando en el hilo narrativo. En este punto debemos hacer “vida twittera” común: retweets, comentarios ajenos al hilo, etcétera.

Una vez que se acerque la hora a la que, en el día anterior, empezamos a tweetear, es hora de volver a hacerlo. Tampoco es necesario aquí ir directamente al tema:

He vuelto hoy y estoy bastante contento. Me he asustado un poco porque pensaba que no llevaba las llaves, <em>as usual</em>. Necesito comprobarlo siempre 1500 veces.

Es posible que algunos, a partir de aquí, empiecen a darse cuenta de que esto es pura narrativa, aunque otros seguirán teniendo la duda.

Bueno, al final no he necesitado la llave porque no estaba cerrado. Supongo que no soy el único que utiliza esta sala, aunque es extraño, a mí me pidieron que cerrara con llave siempre que tuviera que salir o terminara mi trabajo.


Por lo demás, los objetos de ayer siguen en el mismo sitio. ¿Queréis que investigue?

En este último tweet iría una sencilla encuesta para responder sí/no/no toques, por qué tocas.

Los objetos del escenario son similares a los que encontramos en la película “La gaya ciencia” de Godard, aunque con diferencias. A pesar de tener seguidores metidos en el tema, nadie debería pensar directamente en ello. No obstante, si sucediera y alguien pegara un pantallazo de la escena del film donde pueden verse bien los objetos, habría que decir lo siguiente:

Me acaban de pasar esta foto, ya no me acordaba de esta película. Realmente tiene parecido. ¿Comparto sala de trabajo con un admirador de Godard?

Podríamos sopesar la publicación de este tweet aunque no recibiéramos respuesta alguna en ese sentido, también. Así podríamos adjuntar ambas fotos (la que ya publicamos en el día anterior de los objetos y la del film de Godard).

Siguiendo con el hilo, ahora debemos hablar de lo que vemos:

Es lo que ya vimos ayer. Tenemos un paraguas verde, un libro de Joyce y mi retrato, qué menuda cosa más rara verme a mí aquí. Ah, y también una tarjeta SD. No sé si ver lo que hay dentro.

Por un lado es algo privado, pero por el otro está puesto ahí sin más. Yo qué sé. Parece que alguien quiere que cotillee. En cualquier caso, no me puedo entretener, tengo que trabajar.
Tenemos que dejar pasar un rato. Como digo, debe parecer verosímil, creíble y normal en lo que concierne a nuestro comportamiento. Dejemos la excepcionalidad propiamente para la historia que estamos contando. Mientras, volvemos a la vida normal de twitter.

Una hora más tarde, retomemos el hilo:

He mirado en la SD y no hay nada más que un archivo de vídeo llamado Plan-séquence. En medio aparece Godard, así que teníais razón con lo del admirador jajajaja.

¿No os parece como si estos objetos estuvieran dispuestos para un ritual? En plan, yo sería el sacrificio y tal.

Que Godard no está muerto chavales xdddd.

Se nota que todos somos amantes del cine.


Es hora de hacer un directo en twitter para finalizar este hilo narrativo.


Se me ha hecho tarde. Me han dicho que no me demore mucho más. Quiero que hagamos algo.

Me he rayado un poco porque en realidad es una tontería. Sólo que si lo piensas por la parte mala, es rarísimo. ¿Qué coño hace un retrato mío aquí?

Esto se soluciona así: he montado un directo con el móvil para que veamos todos lo que hay en el vídeo. Tal y como os dije, la sala está bien equipada y tiene un buen proyector.

En el directo, la pantalla del móvil apuntará directamente a la proyección, y veremos a Godard pronunciar “plan-séquence” unas 6 veces.


Una vez termine, se verá todo oscuro, y el proyector se apagará. Se nos escuchará a nosotros decir “bueno, pues era sólo eso; me deja igual de extrañado”. De repente, escucharemos la voz de Anne Wiazemsky, que pronunciará las palabras “¡Dios ha muerto, Jean-Luc!”. Gritaremos. El móvil caerá al suelo y continuará emitiendo el directo a oscuras.

Los siguientes tweets serán ya los finales del hilo. Publicaremos dos links de forma separada:

La segunda muerte de Godard:
https://www.larazon.es/cultura/20191215/...

En 2045 asistiremos a la muerte de la muerte:
https://www.aecoc.es/articulos/tdn-jose-luis-cordeiro-en-2045...